Quién tiene un amigo tiene un “negocio”

Por / Martes, 28 octubre 2014 / Publicado en Marketing

Amistad del latín amigo, derivado de amare, amar, la amistad es una relación afectiva entre dos o más personas. Los amigos sustentan la base de uno de los pilares fundamentales de las relaciones humanas. En cualquiera de los ámbitos de la vida, la amistad puede estar presente.

¿Qué tiene que ver la amistad con los negocios?

Los amigos nos apoyan, nos ayudan, nos aconsejan y nos dan el primer empujón. Son los primeros en colaborar para que aquello en lo que creemos salga adelante, son más fundamentales de lo que pensamos en las etapas iniciales de la puesta en marcha de un proyecto.

Un amigo puede hacer una crítica del proyecto que tenemos en marcha, pero también será uno de los primeros impulsores del mismo. Si tu proyecto consiste en la fabricación de un producto los amigos son los primeros consumidores del mismo y lo que es más importante los primeros prescriptores de tu marca.

En el plano de las redes sociales la amistad es esencial a la hora de poner en alza un nuevo producto o servicio. Redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, o Google Plus son las plataformas desde las cuales intentamos dar a conocer nuestra empresa, y es gracias a nuestros amigos y su nivel de implicación en el mismo, que el alcance comience a difundirse por círculos menos cercanos.

Gracias a nuestras amistades se produce la primera gran expansión social del producto o servicio, que esta difusión se expanda y se amplíe ya no depende tanto de nuestros círculos más cercanos, si no de la calidad del negocio o de las estrategias de publicitarlo que se empleen.

La amistad consolida las bases de un modelo de negocio sustentado en una base de calidad del producto y/o servicio, por eso “Quién tiene un amigo, y un buen producto, tiene un negocio”.

Irene Jiménez

Comunicación y Marketing Digital en Grupo Idimad

SUBIR