El ascensor

Por / Martes, 27 enero 2015 / Publicado en Marketing

Me resulta curioso que cuando una puerta de ascensor se abre, la persona que está dentro aparece de espaldas, mirándose al espejo y ultimando los detalles para aparecer lo más guapo o guapa posible ante los ojos del mundo.

Cuando introducimos un sitio web en un ascensor, se inicia el protocolo de puesta a punto para que cuando se abran las puertas, esté lo más optimizada posible ante los usuarios.

Lo primero que tenemos que comprobar es que el sitio web sea accesible desde todos los navegadores del mercado (sí, Internet Explorer también). Cualquier visita es importante y por muy poco porcentaje de uso que tenga el navegador, es fundamental que toda la web se visualice de forma completa.

El ascensor sigue bajando, tenemos tiempo. Por supuesto, el diseño responsable del que tanto te hemos hablado. Cada vez son más los usuarios que acceden desde dispositivos móviles o tablets y ofrecerles un sitio adaptado y sencillo de manejar puede resultar clave para conseguir conversiones.

57

Mira este artículo sobre el diseño responsive si no sabes de qué te hablo.

 
 

Ya falta poco, las puertas se van a abrir… Probar los formularios de contacto para verificar que las direcciones son las correctas y que el formulario que llega tiene los campos de información necesarios. Además, se comprueba que si no se completan ciertos campos obligatorios, el correo no se envía.

el ascensor idimad
 

En el caso de las tiendas online, hay que realizar varias pruebas de compras tanto erróneas como válidas para que el usuario no se encuentre ningún problema haga lo que haga.

¡Venga que se abre la puerta! Por último, antes de que nos vea el mundo, hay que incluir un código de seguimiento de estadísticas para saber qué opina la gente de nosotros. Estás estadísticas nos permiten conocer si todo está funcionando correctamente y si no fuera así, volveríamos a meter la web en el ascensor para retocar todos los detalles.

Si ya lo tenemos todo, realizamos el sitemap para ayudar a los buscadores a encontrarnos. Algo así como ponernos un perfume potente o una camisa inconfundible para que la gente nos reconozca cuando se encuentre con nosotros.

 

Héctor

Dpto. Ingeniería y SEO Junior en Grupo Idimad

SUBIR